Buscar
  • CleanMade

Productos de limpieza y medio ambiente, ¿es posible?

Con la creciente preocupación sobre el medio ambiente nos preguntamos si es posible establecer una buena relación entre los productos de limpieza y el medio ambiente.


La conversación sobre el medio ambiente cada día adquiere más importancia y siempre se encuentra en el debate político. Todas las industrias se están adaptando a esta nueva situación y nuestro caso no es menos. En este post te mostramos qué hacer para tener una limpieza más sostenible y qué productos son los más adecuados.


¿Qué es la limpieza sostenible?


La limpieza sostenible hace referencia a los hábitos y métodos de limpieza que las personas pueden usar sin preocuparse de que sus acciones afecten negativamente a su propia salud o la del medio ambiente. Es decir, una rutina de limpieza sostenible que es buena tanto para ti como para el medio ambiente.

Un estudio de la Universidad de Colorado Boulder determinó que los productos domésticos de limpieza químicos que contienen compuestos refinados del petróleo (pesticidas, pinturas y perfumes) contaminan el aire al igual que los vehículos de motor. No solo contaminan el agua como se suele pensar, también contaminan el aire.


¿Cómo puede ser la limpieza más respetuosa con el medio ambiente?


Te mostramos una serie de productos y componentes que son perjudiciales para el medio ambiente y cómo pueden sustituirse por unos más sostenibles.


Productos con una etiqueta de sostenibilidad


Los ingredientes de los productos de limpieza son difíciles de entender y muchos utilizan palabras como ‘natural’ o ‘ECO’ y confunden a los compradores. Lo mejor es fijarse en una etiqueta de sostenibilidad impuesta por un organismo competente. Aunque en España esto no es muy común, poco a poco se va implantando.

En nuestro caso, tenemos la Etiqueta Verde Europea, que marca cuáles son los productos que cumplen con la normativa ecológica y de preservación del medio ambiente que marca la Unión Europea.


Envasado sostenible y eficiente


Como puede ser el caso de botellas recargables, productos envasados en papel de cera, envases biodegradables, envases pulverizadores en lugar de aerosoles…


Mirar los componentes de los productos y envases


Como hemos dicho anteriormente, los ingredientes de los productos de limpieza son difíciles de entender, pero hay componentes que son fáciles de reconocer en las etiquetas.

  • Plásticos libres de ‘BPA’, un componente muy contaminante.

  • phthalates o ftalatos. Son un grupo de compuestos químicos que son perjudiciales para la salud puesto que se ha determinado que son cancerígenos y afectan a los riñones.

  • Triclosán: es un antibacteriano y fungicida que afecta a los ecosistemas fluviales.

Aún así. hay tiendas específicas donde solo se venden productos sostenibles y cada vez más marcas tienen su propia línea de productos sostenibles, por lo que es más fácil identificarlos.


Comprar las versiones más grandes de los productos


Cuantos menos envases se compren, menos residuos implica, los productos son perecederos así que no hay problema de almacenaje. También hay que ser conscientes con el uso que se les va a dar, para que tampoco se den excesos.


Más microfibra y menos papel


Los paños de microfibra son más sostenibles que el típico papel grueso de cocina puesto que se pueden lavar y son reutilizables, por lo que duran más tiempo. Además se adaptan a muchos tipos de líquidos y de superficies.


Reutilizar y reciclar


Es importante reutilizar y reciclar materiales de limpieza como textiles que ya no se usan o guantes de plástico en lugar de guantes desechables para limpiar.