Search
  • CleanMade

¿Conoces la diferencia entre limpiar, sanitizar y desinfectar?

REDACCIÓN MAG


Muchas personas utilizan los términos limpiar, sanitizar y desinfectar como sinónimos, pero en realidad significan tres cosas muy diferentes. ¿Cuáles son estas diferencias?


El covid-19, también conocido popularmente solo como coronavirus a pesar de ser este su nombre de familia, es un nuevo brote vírico que ha puesto en alerta al mundo entero. Se reportó que inicialmente la enfermedad se dio en Wuhan, pero hasta el momento de escrito este artículo, ha infectado a la mayor parte del mundo en países de Europa, Estados Unidos, América Latina y, por supuesto otros lugares de Asia.


Es en este contexto que los gobiernos centrales de cada país junto a la Organización Mundial de la Salud han puesto numerosas medidas de prevención para evitar que más ciudadanos se contagien de esta enfermedad. Si bien la misma no es tan mortal como el cáncer o el VIH, lo cierto es que los crecimientos de los casos de gravedad han colapsado el sistema de salud de países como España e Italia, que no se dan abasto para atenderlos a todos.


Y fue así como se ha decretado una cuarentena global en todos los países con peligro de exposición como medida de prevención, aunque a pesar de esto no se ha evitado por completo que las personas salgan a las calles. Es por esto que se han compartido también otras medidas de prevención como la utilización de desinfectantes.


Sin embargo, muchos confunden los términos de limpiar, desinfectar y sanitizar creyendo que cualquiera de estas acciones evitará el contagio definitivo del covid-19. En realidad, solo una de estas acciones es completamente eficaz contra la propagación del virus y aquí, según The Spruse, te contamos las diferencias de cada caso.



¿EN QUÉ SE DIFERENCIA LIMPIAR, SANITIZAR Y DESINFECTAR?


Como ya se mencionó anteriormente, estas tres acciones se diferencian muchísimo y es necesario que sigas las recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) para hacer cada uno correctamente y evitar el covid-19:


  • LIMPIAR

Limpiar es el proceso por el cual se remueve las impurezas visibles del ambiente tales como el polvo, la tierra, escombros y se organiza el espacio en donde uno se encuentra. Usualmente se utiliza jabón para limpiar la superficie, detergente o incluso solo agua con algún limpiador para eliminar los gérmenes, además que la temperatura del agua y el modo de limpieza aumenta o disminuye esta eficacia.


Por ello, el término de limpiar no implica necesariamente una eliminación exhaustiva de las bacterias o gérmenes, pero si disminuirá sus números y ayudará a que se evite la esparción de microbios infecciosos.


  • SANITIZAR

Por otro lado, el término de sanitizar normalmente se utilizan en productos ya embotellados y, si cuentan con esta especificación, promete tener cualquier superficie libre de gérmenes que pueden ser dañinos para la salud según los estándares de limpieza. Cabe resaltar que reduce, y no mata, el número y el crecimiento de una bacteria, virus o hongos.


Sanitizar es particularmente importante en la preparación de comida o en áreas donde los gérmenes y hongos puedan causar infecciones estomacales. En estos casos incluso los químicos pueden no ser necesarios porque a altas temperaturas las bacterias mueren por no soportar un calor extremo que se encuentra en las comidas cocidas, en los lavaplatos automáticos o en el limpiador de vapor.


  • DESINFECTAR

Finalmente, y el más efectivo de todos, el acto de desinfección consiste en matar a los organismos microscópicos (gérmenes, virus, hongos) en las superficies. La desinfección generalmente se logra mediante el uso de productos químicos aprobados por la EPA que matan a los organismos y evitan que se propaguen.


Los artículos también se pueden desinfectar usando luz ultravioleta de longitud de onda corta germicida UV-C, que rompe el ADN de las bacterias y los gérmenes dejándolos incapaces de dañar o reproducirse. Esta es la misma tecnología de luz UV-C utilizada en las salas de cirugía de los hospitales para ayudar a matar las superbacterias.


Lastimosamente, la desinfección no necesariamente elimina la suciedad y los desechos visibles de una superficie y es mucho más eficaz si primero se realiza una limpieza básica para luego utilizar algún desinfectante y complementar la eliminación de virus y bacterias.


CONSEJOS DE LA CDC PARA HACER LIMPIEZA


PRACTICA LA HIGIENE PERSONAL


Cada miembro del hogar debe lavarse las manos con jabón y agua tibia varias veces durante el día para diluir la cantidad de microbios en la piel. Evite tocarse los ojos, la nariz o la boca con las manos sin lavar. Los tiempos de lavado de manos oportunos son:

  • Después de comprar o usar el transporte público o las instalaciones

  • Después de estornudar, toser o sonarse la nariz

  • Después de usar el baño

  • Antes de preparar comida y comer

  • Después de ayudar a otra persona con cuidados de rutina

Las manos deben estar bien enjabonadas y frotarse enérgicamente durante al menos 20 segundos antes de enjuagarse y secarse sobre una toalla limpia y fresca.


Si no hay agua y jabón disponibles, se puede usar un desinfectante para manos a base de alcohol que contenga al menos 60 por ciento de alcohol. Si sus manos están visiblemente sucias, límpiese primero con una toalla de papel. Los desinfectantes para manos no pueden penetrar a través del petróleo o la tierra pesada.


USAR GUANTES DESECHABLES AL LAVAR Y LIMPIAR ROPA


Para proteger su piel de los microbios y productos químicos agresivos al limpiar con desinfectantes, use guantes desechables. Si usa guantes reutilizables, no los use para otros fines. Siempre lávese las manos, incluso si usa guantes después de usar cualquier tipo de producto de limpieza.


LIMPIE Y DESINFECTE ÁREA TÁCTILES COMUNES DOS VECES AL DÍA


Las mesas, mostradores, pomos de las puertas, interruptores de luz, grifos, inodoros, controles remotos, tabletas, teléfonos celulares y otras superficies que se tocan con frecuencia deben limpiarse con limpiadores domésticos y desinfectantes recomendados por la EPA al menos dos veces al día.


Si las superficies están muy sucias o grasientas, deben limpiarse a fondo antes de que puedan desinfectarse. La limpieza no mata los gérmenes, pero diluye los números al eliminarlos con agua y jabón y reduce el riesgo de propagación de infecciones. Use un limpiador universal, agua tibia y un paño de microfibra para limpiar las superficies. La microfibra proporciona una abrasión suave para levantar las partículas secas.


Desinfecte las superficies utilizando productos químicos que maten los gérmenes restantes.


ELIGE UN SOLO DESINFECTANTE


Los desinfectantes matan virus, bacterias y hongos que pueden ser dañinos. Las soluciones de cloro y alcohol en las concentraciones adecuadas, así como los desinfectantes domésticos registrados por la EPA son efectivos en el uso doméstico.

  • Blanqueador de cloro: mezcle una solución de 5 cucharadas de blanqueador fresco por galón de agua. Para ser eficaz como desinfectante, debe haber una concentración de hipoclorito de sodio del 5,25% al ​​6,15% en el producto, por lo tanto, revise la etiqueta. El blanqueador de cloro es sensible a la luz y a la temperatura. Ya sea que la botella esté abierta o no, perderá potencia dentro de los seis a 12 meses posteriores a la compra.


  • Alcohol isopropílico: el contenido de alcohol debe ser de al menos 70 por ciento en cualquier limpiador o toallita a base de alcohol para que sea efectivo como desinfectante.

APLIQUE EL DESINFECTANTE CORRECTAMENTE


En superficies duras, el desinfectante debe aplicarse en una cantidad lo suficientemente grande como para que la superficie permanezca húmeda durante al menos cuatro a cinco minutos. Permita que las superficies se sequen al aire antes de usar. No limpie el desinfectante a menos que el área se use para preparar alimentos. Lea todas las etiquetas de los productos y siga las instrucciones para obtener los mejores resultados.


LIMPIE Y DESINFECTE LA ROPA


Al manipular la ropa, use guantes desechables y mantenga la ropa sucia lejos de su cara. Esto es particularmente importante si alguien en el hogar está enfermo.


Lave como de costumbre, pero agregue un desinfectante para ropa que sea seguro para los diferentes tipos de telas y use el agua más caliente recomendada para la tela. Si es posible, seque la ropa a fuego alto en una secadora automática.


Desinfecte las cestas o bolsas de lavandería después de cada carga y especialmente antes de volver a colocar la ropa limpia en el contenedor.


LIMPIE Y DESINFECTE VASOS, PLATOS Y UTENSILIOS DE COCINA


Si está utilizando un lavavajillas a la temperatura adecuada del agua, los artículos de servicio de alimentos serán desinfectados y seguros de usar y limpiar. Cuando lave los platos a mano, lávelos como de costumbre y agregue un remojo final en una solución de una cucharada de blanqueador con cloro sin perfume por cada galón de agua fría durante dos minutos antes de drenar la solución y dejar que los platos se sequen al aire.


AISLAR A LOS MIEMBROS DE FAMILIA ENFERMOS LO MÁS POSIBLE


Si es posible, cualquier persona que esté enferma debe permanecer en su habitación o en un área tanto como sea posible.

  • Limpie las superficies y la ropa usada por la persona infectada con más frecuencia.

  • Si un baño no puede dedicarse a la persona enferma, debe desinfectarse después de cada uso. Un cuidador debe usar guantes y gafas protectoras al limpiar los accesorios.

  • No permita que las personas infectadas compartan toallas, almohadas o mantas con otros miembros de la familia.

  • Use guantes desechables al manipular platos y utensilios para comer, incluso desechables.

  • Alinee los botes de basura con bolsas de basura y vacíelos con frecuencia. Use guantes, mantenga las bolsas lejos de su cara y séllelas bien antes de desecharlas en un recipiente más grande.

  • Facebook icono social
  • Icono social LinkedIn

Ciudad de México, México

Tel

55 21 39 39 

BLOG CLEANMADE